content top

Seguidores

martes, 21 de junio de 2011

Un padre encerró a su hijo por dos meses en una caja de madera

Sorpresa que se llevó la policía de Bolivia cuando conoció el caso de Johan Knelsen, un joven canadiense de 21 años que pertenece a una colonia menonita, el cual pasó dos meses encerrado en una caja de madera, en la que no podía mantenerse de pie.
Fue su padre, David Knelsen, el que lo castigó, encerrándole en una caja de madera de 1,70 por 1 metro de ancho durante dos meses. ¿La razón? Supuestamente por romper las reglas de su religión, que prohíbe el uso de las nuevas tecnologías, según recoge ‘La Razón de Bolivia‘.
La policía encontró el pasado miércoles al joven, en unas precarias condiciones, ya que en escasos centímetros el joven ha tenido que comer, dormir y hacer sus necesidades. Nada más abrir la puerta de la caja, salió un chico alto y fornido que se echó a llorar cuando por fin se vio libre.
El padre asegura que su hijo tiene problemas psíquicos, y para justificar su castigo habla de robo de gallinas, de beber alcohol o usar el teléfono móvil, faltas graves para la comunidad menonita a la que pertenecen.
Como sus explicaciones no convencen, el padre, la madre y el representante de la iglesia la que acuden fueron citados a declarar.
Se ha abierto una investigación por los “delitos de privación de libertad, tentativa de homicidio y tortura“.
¿Es justo esta clase de castigos? ¿No deberían mejor enseñarles a usar con cuidado la tecnología? ¿Que piensas?
MIRA EL VIDEO:

Visto en: elmundo.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Oye, si quieres puedes enviarme un mensaje privado: moe6sis@yahoo.com

content top